Cómo sacarle provecho al marketing médico

Las diversas estrategias de marketing permiten conseguir resultados satisfactorios, también en la medicina.

Por esta razón, no es difícil llegar a la idea que en la medicina también se trabaja en distintas formas para acrecentar la cantidad de pacientes en clínicas e institutos.

El marketing médico lleva a cabo esas estrategias, con el objetivo de aumentar el número de pacientes pero también para generar un vínculo duradero en el futuro.

Desde ya que n  o sólo se trata de atraer nuevos pacientes, la idea es consolidar la atención de los mismos, sobre todo y, tratándose de un rubro muy especial para las personas, saber proporcionar seguridad y confianza.

En la medicina, al igual que en otros rubros, el interés es que nuevas personas se acerquen. Por ello la captación de estos pacientes debe estar adaptada a las nuevas formas y estrategias, al igual que en otras profesiones.

En la actualidad muchas clínicas o centros médicos han ido cambiando estrategias de marketing que les eran valiosas, los medios de difusión clásicos les eran suficientes, pero los tiempos cambiaron. También para el mundo de la medicina.

Estos cambios no sólo se han dado como signo de los tiempos, sino porque las actuales son más efectivas, permiten una llegada más cercana. Propician el conocimiento de estos pacientes en cuanto a consumos y preferencias.

Como consecuencia de estas nuevas estrategias podrá el mundo médico interactuar de una manera más confiable para el paciente, que presenta dudas e inquietudes inherentes a la salud.

Como principal planteo en una estrategia de marketing médico, debe haber conocimiento de los hábitos tanto buenos como malos de los potenciales pacientes.

Desde ahí, pueden desprenderse diversos mensajes y contenidos de carácter educativo que pretenden un acercamiento confiado y seguro. Esto significa que ese paciente sienta una empatía con el lugar, para de esa manera tratarse de determinado problema o simplemente evacuar dudas o querer mejorar en determinados aspectos que pueden mejorar la vida cotidiana.

De estos mensajes se extrae una idea comunicacional que impacta en el vínculo centro médico -paciente, la interacción con el y su respuesta. Si los mensajes son respondidos con cierta frecuencia se podrá concluir que se tiene un vínculo que a futuro podrá ser más sólido.

Dentro de ese marketing médico no puede faltar un portal o web , como en cualquier otra especialidad , para ser la imagen indicada, la presentación original para que los pacientes encuentren un espacio informativo y especializado. Alejado de cualquier improvisación, provisto de informaciones precisas y actualizadas.

Esta web debe contar con todo lo necesario para el vínculo, que a esta altura se podría decir médico-paciente. Formulario de contacto, correo electrónico, teléfono, dirección y todo lo requerido para que ese paciente sepa que no se acerca a una web cualquiera, sino un lugar que tiene la información y la solución que está buscando.

 

Lo relevante en el marketing médico es tener conocimiento, que el paciente o el potencial paciente desde  entrar a la web hasta llegar a las puertas de una clínica esté complacido y seguro del lugar que eligió. Ese debe ser el principal estímulo de trabajo en la captación de esos pacientes, debido a que no se trata de una “venta” sino de llegar a la completa satisfacción de las personas en un tema tan sensible como la salud y, que la imagen de ese centro médico quede en alto y propicie el acercamiento por recomendación de otros pacientes.